11 de mayo de 2008

Casper el fantasma


Decir que en este pais no encasillamos a las personas seria faltar a la verdad. Sin comerlo ni beberlo la gente te relaciona con tribus urbanas sin que puedas decir lo contrario. Puestos a disgregar la sociedad yo entiendo que solo existen tres grandes grupos: los frikis, los catetos y el resto. Pasaremos hablar de los primeros, la gente es algo oligofrenica con todo esto y se hace llamar friki por ver peliculas de Woody Allen o series de exito internacional, vestir como en la belle epoque, escuchar canciones de cantautores hungaros o bandas de afeminados con voz de pito.
Todos estos para mi forman parte del tercer grupo, yo por friki entiendo ese tipico chaval que habia en todos los institutos, del cual solo por cruzartelo sabias que le vestia y peinaba su madre, le llevaba a clase su padre y escuchaba a Sergio Dalma o Chayane por influencia de su tia Amparito. Esta gente desarollaba poderes como tener un brazo mucho mas desarollado que el otro, tener un mote lo suficientemente contundente como para estar marcado para los restos, repetir continuamente de ropa y no necesitar amigos, eran personas muy introvertidas y solo se juntaban con gente parecida a ellos. Es cierto que terminaban dejandose melena, coleccionando comics y viviendo al maximo una partida de rol, pero ahi esta la gran mentira la mayoria no. La gran parte de ellos sigue siendo un friki-instituto de por vida, siendo por siempre recordas sus hazañas en los botellones y demas citas de sus antiguos compañeros con el alcohol.
Miguel y mi primo me acusan de que siempre me termino haciendo amigo de los mas frikis y la verdad es que tienen algo de razon.Me pondria a enumerar y podria hacer un equipo de futbol compuesto unicamente por los freaks de mi vida. De los cuales tengo que decir que la caracteristica que tenian todos en comun es que desde el primero hasta el ultimo eran buena gente. Lo cual tiene un merito importante despues de todas humillacones que a muchos les toco pasar en su dia. Los frikis americanos ya es otra historia, estos un dia se calzan unas botas de ranger mas antiguas que el caldo gallego le roban el rifle a su padre y matan a doce compañeros de clase tras jurar venganza.

2 comentarios:

Meys^^ dijo...

Lo arreglo, lo arreglo

Beatriz Alés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.